Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» AfiliaForos
Sáb Sep 29, 2012 7:49 pm por Invitado

» Toxic Academy.
Mar Sep 25, 2012 4:54 am por Invitado

» Subete || Afiliacion Normal
Mar Ago 07, 2012 2:06 pm por Invitado

» Institute Douce Pluie {Normal}
Lun Jul 09, 2012 12:31 am por Invitado

» Kingdom Hearts Rol [Normal]
Dom Jul 01, 2012 9:19 am por Invitado

» Expediente de Stocking Anarchy
Lun Jun 11, 2012 3:56 pm por Stocking Anarchy

» Normativa general del foro
Lun Jun 11, 2012 3:06 pm por Stocking Anarchy

» vongola family afiliacion normal
Jue Abr 19, 2012 7:58 pm por Invitado

» Ciudad Pandora [normal]
Jue Mar 22, 2012 4:42 pm por Invitado











{ Todos los afiliados }


Ficha del director~

Ir abajo

Ficha del director~

Mensaje por Romulus Vargas el Dom Dic 25, 2011 10:47 pm

► Apodo:
Abuelo Roma

► Nombre: Romolus Vargas

► Edad:
Unos 4600 años ( Aparenta unos 30 )

► Sexo:
Hombre

► Tendencia sexual:
Bisexual

► Ocupación:
Director




► Descripción física:
De estatura alta y complexión fuerte, musculosa debido a los tantos años que pasó en el "ejército", por así decirlo, sin llegar a una exageración haciendo ver mal su cuerpo. Le gusta vestir con ropas caras e italianas, aunque por igual se le puede ver vistiendo completamente dejado... sobretodo cuando está de resaca y perezoso. Su mirada es de color avellana y su cabello, siempre alborotado y despeinado, castaño. Tiene un par de curiosos rulitos rebeldes que siempre sobresalen de su cabello, uno por costado... aunque de ser de los días que va dejado se le pueden ver más.

► Descripción psicológica:
En ocasiones tiende a parecer un viejo verde y, aunque le encanta la juerga de todo tipo en horas libres, suele ser alguien aplicado. Le gusta mucho ser cariñoso con las personas más cercanas a su persona, incluso a veces con desconocidos, no dudará un segundo en dar un fuerte abrazo a la persona en cuestión. Le cuesta horrores ponerse serio a menos que algo peligre, pues él ve la vida de una forma bastante bizarra... para él todo es como una fiesta de la que hay que disfrutar, por ello, es bastante difícil verle enfadado o parecido. Por igual, le cuesta enfadarse y cuando eso pasa es mejor no estar cerca de él, pues aunque no se ponga agresivo - no ha tenido necesidad hasta el momento - las amenazas y malas palabras están siempre cerca. Un mujeriego soñador, aunque a decir verdad no le importa el género con el que flirtear, toda presa es buena.
Le gusta bastante tomar cuando sale o celebra algo, no le importa acabar con una cogorcia encima que no sepa ni con quien habla, y tampoco le importan las consecuencias aunque maldiga todo y diga que "nunca más" cuando está de resaca. Lujurioso, le encanta la compañía y, para que negarlo, probar cosas nuevas. No le gusta hablar de su pasado, por lo que cambiará la conversa si se ofrece la ocasión, ya que además de no agradarle le entristece por varios días recordar ciertos detalles de su vida. Aún cuando casi siempre sonríe, le gusta que se acaten las reglas que él mismo impuso.




► Gustos
El buen vino
La pasta y comida italiana en general
El Heavy Metal
Las mujeres
El poder
Las orgías

► Desagrados:
Los días de tormenta
Que intenten estropear su "descanso"
Las rabietas de su nieto
Que le ahoguen la fiesta
Que le impidan tomarse una siesta





► Biografía: Nacido en el siglo 27 a.C.. Actualmente ya no recuerda siquiera el rostro de sus padres, ni siquiera sus voces, pero si mantiene vivo el recuerdo de saber lo que es ser abrazado por tu propia madre, el sentimiento de ser querido y quererles. A decir verdad, hay muchas cosas de su pasado que no recuerda.
Al poco de nacer sus padres fueron desterrados siendo obligados a vivir entre humanos, por ende, Romolus fue criado como un humano más, desconocedor de cualquier poder o habilidad demoníaca. Con el paso de los años, su cuerpo empezó a envejecer de forma más lenta lo que le impidió seguir a un lado de aquellos que fueron sus amigos, siempre temiendo las burlas y el saber que podía quedarse pequeño. Fueron muchos los viajes, nunca se quedaban más de dos años en un mismo pueblo por el mismo motivo, pues los demás crecían y él mantenía el mismo cuerpo de niño pequeño. Fue testigo de muchas atrocidades, inclusive de la muerte de sus propios padres, hasta el día en el que pudo empuñar una espada y luchar junto a los romanos siendo ahora él el causante de las mismas.
Sus manos cada vez se teñían más en sangre, pero la codicia, el poder... pudieron con él. Llegó a ser alguien poderoso y temible, ganándose así el perdón de aquellos que habían expulsado a sus padres pero, al ser conocedor del verdadero motivo del porque no podía crecer o por qué sus padres solían mentir, se negó en redondo a ser miembro de aquel grupo. Si, era un demonio, pero seguía amando la vida en solitario, las noches en compañía de desconocidos a los que al día siguiente despediría y no volvería a ver nunca más. Fueron varias las conquistas en las que participó, siempre orgulloso de todo lo que hacía. No había día en el que no se veía involucrado en alguna pelea y es que a veces intentaba ligar con la persona inadecuada, incluso había llegado a pelear bebido.
Finalmente su gloria se vio hundida cuando su imperio cayó. Fue entonces cuando se alejó de todo lo relacionado en batallas, asentándose en una cabaña alejada de toda civilización. Con el paso de los años Romolus quiso volver a disfrutar de la vida pero esta vez sin peleas de por medio. Viajó por medio mundo, llegó incluso a tener una hija a la cual nunca conoció... de echo, nunca supo de su existencia hasta que un día, la mujer que dio a luz a dicha niña, se presentó frente a él junto a dos bebés de apariencia similar. Eran sus dos nietos, no podía negar que eran parte de su sangre aunque al principio dudó. La mujer se los entregó pues su hija había fallecido y crió de estos como si fueran sus propios hijos, y aunque quería a ambos por igual siempre mostró cierto favoritismo hacia uno de los dos. De nuevo tuvo que marcharse y al no poder cargar con ambos decidió llevarse únicamente a uno de los pequeños consigo, dejando al otro a cargo de una casa austriaca. Enseñó todo cuando supo al pequeño, cuidó tan bien como pudo de él, hasta que de la noche a la mañana Romolus fue dado por muerto. Quiso regresar y seguir cuidando de aquel retoño, sin embargo este había sido mandado con su hermano y al verse envuelto en nuevas peleas decidió dejar que aquel par de pequeños crecieran fuera de peligro. Al verse liberado de todo peligro y descubrir que habían muchos como él que se escondían haciéndose pasar por humanos, tal y como había echo él en su infancia, decidió crear un lugar en el que poder esconderles sin que nadie fuera a acusarles de algo, además, de que existía la posibilidad de volver a ver a aquellos pequeños que había 'abandonado'. Así pues, hizo construir una academia lo suficientemente grande para poder llamar la atención, junto a una ciudad para que pudieran tener una vida más allá de estudios.




► Otros datos:

- Aún conserva su antigua armadura de romano.
- No se lleva demasiado bien con la nueva tecnología, aún así hace su mejor esfuerzo para aprender a manejarla.
- Con lo que si se lleva bien con los autos, tiene un Ferrari 430 Spider negro al que cuida como un bebé... de rallarlo le da algo.
- Sabe hablar latín e italiano, pues latín es su idioma natal y el italiano el idioma nacido del mismo en Italia, de donde proviene.




► Fotografía:

http://www.zerochan.net/841306




► Información del físico:
Imperio Romano [ Roma ] - Axis Powers: Hetalia


Sin firma, je...
avatar
Romulus Vargas
Director [ Admin. ]
Director [ Admin. ]

Nº Envíos : 64
Puntos : 111
Localización : Dirección

Ver perfil de usuario http://talesacademy.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.